Detrás de tu mirada

Acerca de la novela

mano firmando3dCuando empecé a escribir esta novela no tenía ni el argumento ni los personajes, sólo la convicción profunda, un “pronto”, cómo yo decía, de escribir una obra de ficción, algo que nunca había hecho, ya que mis dos libros anteriores habían sido fruto de la investigación.

Lo que si tenía claro era que no quería simplemente  crear una trama entretenida, divertida o de intriga, sino que también  quería provocar la reflexión, bucear en el mundo de las emociones,  superar las fronteras de los prejuicios…Y así empecé a escribir dejándome llevar sólo por la  intuición, por lo que en cada momento sentía… y para mi sorpresa no sólo iban surgiendo los personajes, sino que también ellos iban tomando el mando de la situación, algo que había oído decir a algunos escritores, pero que yo nunca había entendido.

El proceso de escritura fue lento y espaciado porque mis otras actividades me dejaban poco tiempo, así que podía pasar incluso un mes sin tocar el texto, pero cuando lo hacía era con intensidad. Me tomó unos dos años escribirlo y cuando finalmente lo terminé se lo envié a una agente literaria conocida que me dijo que necesitaba algunos cambios. Como yo no me sentía en esos momentos con ganas de volverme a meter en la historia, lo dejé estar.

Conocer a Lola Gulias fue providencial porque el manuscrito llevaba un año guardado en el ordenador sin saber muy bien que hacer con él. No sabía ni siquiera si quería publicarlo. Recuerdo el día que nos conocimos. Yo había ido a Barcelona a dar una conferencia y ella estaba entre los asistentes. Antes de empezar alguien me la presentó. Me dijo sólo su nombre, Lola, y que era agente literaria, lo cual a mí, en principio, no me dijo nada porque yo andaba involucrada en otros proyectos y la publicación de la novela no estaba en esos momentos en mi cabeza. La persona que nos presentó le comentó que yo tenía un manuscrito inédito y a Lola sí se le encendió la bombilla: mándamela -me dijo. Vale, te la mando, pero no pienso cambiar ni una sola coma -le contesté medio en broma, mientras nos despedíamos porque la conferencia estaba a punto de empezar. En total no creo que habláramos más de cinco minutos.

Al cabo de un par de días me escribió para recordarme que se la enviara y después de dos intentos fallidos (los mails se perdieron, no se por qué), le llegó. Pasé dos semanas sin saber nada de ella y a veces me venía a la mente que había sido un poco incauta mandando mi novela, que no estaba ni siquiera inscrita en el registro de la propiedad, a una persona de la que no sabía nada, excepto que se llamaba Lola. Ese mismo día, cuando iba a escribirle, recibí su respuesta:

Querida Marga, 

Ya me he acabado la novela y me ha encantado!!!! Me ha resonado tanto, tanto…! Me ha parecido también super útil, de esas lecturas que pueden llegar a cambiarte la vida, un libro que puede ser imprescindible para mucha gente….  

Me la he leído de un tirón, sin parar, y te diré que iba viendo las páginas que iban quedando y medio iba rezando para que se multiplicaran o algo…quería saber qué seguía pasando con Ana, Pablo y los niños y con Clara y Javier…. 

Yo creo que esta novela sí la tienes que publicar pero también es verdad que le falta trabajo, nada que no podamos arreglar juntas… pero vaya, decirte que tiene un valor extraordinario, de verdad! 

¿Cuándo vuelves por Barcelona? Podríamos  buscar un huequito para coincidir y hablar del tema, no?.

Besos, 

Lola

Su respuesta, además de alegrarme, me hizo pensar mucho sobre lo de no mover ni una coma porque después de leer el mail busqué en Google quien era Lola Gulias y la verdad es que me impresionó. Era una de las mejores agentes literarias de España, la descubridora de Matilde Asensi, María Dueñas y agente de otros muchos grandes escritores Carlos Ruiz Zafón, Espido Freire, etc. así que si esa era su opinión y los cambios que me quería proponer los podíamos hacer juntas, quién decía que no… Además, una autora novel como yo, podía tirarse meses o quizás años antes de conseguir que algún editor o alguna agencia literaria leyera su  manuscrito y ella lo había hecho en 15 días!!!… Vamos, estaba claro que esto quería decir algo.

La verdad es que este encuentro no fue casual, porque, entre otras cosas yo no creo en las casualidades, sino en el destino, la magia de la vida, la providencia divina, o como lo quieran llamar. Así que yo, que me había negado en principio a hacer ningún cambio, con las sugerencias de Lola, empecé a hacerlos de todo tipo, introduje nuevos personajes, di giros a algunas tramas y, en suma, me sentí encantada con sumergirme de nuevo en la novela.  Supongo que en este momento estaba preparada para hacerlo y  en el caso anterior no. Claro que Lola también tuvo mucho arte en la forma de proponérmelo. El caso es que ese encuentro ha sido el principio no sólo de una relación profesional, sino también de una buena amistad y de la participación como socias en otros proyectos, como  la creación de Hilo Rojo Ediciones. Ahora nos embarcamos juntas en la publicación de Detrás de tu mirada, una aventura apasionante ante las posibilidades que ofrecen hoy día las nuevas tecnologías.

Finalmente decir que los protagonistas son pura  ficción, aunque las técnicas terapéuticas y de crecimiento personal que se narran están inspirados en hechos reales de mi vida profesional y personal, debidamente modificados para preservar la privacidad de los mismos. Sí son históricos los personajes que aparecen mencionados en relación al Instituto Internacional y a la Historia del Protestantismo en España.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s