Detrás de tu mirada

¿Coincidencias o algo más?

Deja un comentario

Flor blanca

En  Octubre de 2008, la Asociación malagueña de familias adoptantes AFAMAC- Hilo Rojo me invitó a participar en las III Jornadas de Postadopción que organizaba en un marco incomparable: el Palacio de Beniel en Vélez-Málaga. Recuerdo que pregunté si habría espacio libre suficiente en el estrado o en cualquier otro lugar para hacer “un ejercicio práctico”. La verdad es que todo fueron facilidades, aunque en ese momento no expliqué en qué consistiría. Yo tampoco conocía entonces en qué consistiría el resto del programa. Solamente me comentaron que se proyectaría un documental, pero no me especificaron nada en particular sobre el mismo.

Mi ponencia era sobre adopción y escuela y quería era hacer “algo práctico” para mostrar que detrás de un problema escolar podía haber otras muchas realidades diferentes de las aparentes.

Ese “algo práctico” era un movimiento sistémico, una técnica que pretende mostrar algo que no es visible o consciente para los implicados, una especie de radiografía interna  donde se aprecian las dinámicas ocultas que actúan en las situaciones conflictivas. Se puede hacer sobre un hecho real o hipotético porque lo que se pretende es explorar qué hay, además de lo aparente. En principio, en un movimiento sistémico no se busca una solución terapéutica, pero sus efectos siempre suelen serlo.

El primer caso que aparece en el post anterior Un pequeño aperitivo, está inspirado en este “ejercicio” que hicimos el 25 de octubre de 2008 en la jornada organizada por Afamac. Los personajes de la novela son puramente ficción, pero las técnicas y terapias que se mencionan están basados en hechos reales. Éste es uno de ellos y como fue llevado a cabo en público, por eso me permito mencionarlo. Los casos que ocurrieron en el ámbito privado, así permanecerán por respeto a la intimidad de sus protagonistas. En este caso, cualquiera que estuviera en aquellas jornadas lo podrá recordar, especialmente, la persona que hizo de madre biológica.

Así, aunque el tema era adopción y escuela, la sesión terminó convirtiéndose en un homenaje a las madres biológicas de nuestras hijas y nos fuimos a comer con los ojos húmedos por la emoción. Cuando se reanudó la jornada, se proyectó el documental que se había anunciado, que resultó ser El encuentro de Eline con sus padres biológicos, que cuenta la búsqueda de una niña china adoptada por una familia holandesa de su familia biológica, a la que finalmente encuentra. Os puedo decir, que cuando terminó la proyección las lágrimas asomaban a muchos de nuestros ojos, ya predispuestos desde el final de la mañana. La emoción de aquellos momentos es difícil de olvidar a pesar de que ya han pasado seis años.

¿Casualidad o algo más que yo decidiera hacer ese movimiento y no otro? ¿Casualidad o algo más, que cuando pedí que salieran varias personas voluntarias sin saber lo que iban a hacer ninguna de ellas, saliera esa persona? ¿Casualidad o algo más que entre todas yo la escogiera a ella para representar a la madre biológica?  ¿Casualidad o algo más que los organizadores escogieran ese documental y no otro para proyectarlo en esa Jornada?

Como he dicho en otras ocasiones, yo no creo en las casualidades, para mí forman parte de algo superior…pero cada persona debe encontrar su propia respuesta.

La flor blanca del inicio es una muestra de reconocimiento a las madres biológicas de mis hijas.

Click para comprar la Novela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s