Detrás de tu mirada

La magia de las casualidades

Deja un comentario

Un día, Alex Puig, entonces presidente de Afac, me preguntó si yo conocía a Eva Gispert. Le dije que no. Entonces me dio su número de teléfono y su email y me dijo que hablara con ella. Pero, ¿de qué tengo que hablar con Eva si no la conozco de nada?, le dije. Tú llámala y habla con ella.  Ante la misteriosa propuesta decidí  hacerlo al día siguiente. Le dije quien era y que Alex me había dicho que hablara con ella aunque no sabía de qué. Nos echamos a reír, porque a ella le había dicho lo mismo, así que empezamos a preguntarnos una a la otra qué hacíamos, a qué nos dedicábamos y por qué querría Alex que nos conociéramos.

A los pocos minutos entendimos el interés de Alex, y a esa primera conversación le siguieron otras muchas que nos llevaron a embarcarnos los tres en la fundación  del Instituto Familia y Adopción. Y estaba yo en Barcelona, al año siguiente, dando una conferencia sobre Adopción y Escuela, cuando, antes de empezar, Eva me presentó a Lola Gulias, una agente literaria que estaba entre los asistentes. En total no creo que habláramos más de cinco minutos, pero a Eva le dio tiempo de decirle a Lola que yo había escrito una novela y a mí decirle que no sabía ni siquiera si quería publicarla. Mándamela, me dijo. La novela andaba perdida en el disco duro de mi ordenador y yo tenía la cabeza en otras cuestiones, así que no se la mandé inmediatamente. Un correo de Lola recordándomelo fue el principio de esta apasionante aventura que comenzó de esta manera tan inesperada.

Así, que, aparentemente, todo empezó con una casualidad… aunque yo no creo en las casualidades. Yo creo que formamos parte de un plan superior y que las cosas que nos pasan hoy  encierran la semilla de nuestro mañana, especialmente las inesperadas o inusuales, por eso yo creo en la magia de las casualidades.

Puede que hoy te hayas levantado de mal humor o puede que pienses que todavía es martes y queda mucho para el fin de semana, puede que no esperes nada de un día tan anodino, o sólo rutina y más rutina, pero atentos a lo que os pase hoy, porque cualquier casualidad se puede convertir en el inició de una aventura apasionante, por eso, como canta Serrat, hoy puede ser un gran día.

Sol a través de las nubes

 

Click para comprar la Novela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s